was successfully added to your cart.

El Marmitako tiene su origen en los pescadores asturianos, vascos y cántabros.  Un delicioso guiso de bonito con patatas, que se cocinaba en una olla de metal llamada marmita, que frecuentemente se llevaba en los barcos durante los periodos de pesca.

Sin embargo en este caso, os proponemos sustituir el bonito por pulpo. De hecho, era habitual que los pescadores sustituyeran el atún por lo que hubieran pescado en el mar, bonito, atún, bacalao…

Es una receta rápida, sencilla y deliciosa apta para un cocinero principiante, así que vamos allá.

Y aunque es una receta típica de verano, debido a que es la temporada del bonito, se acerca el frío y siempre apetecen estos platos de cuchara.

Ingredientes para el Marmitako de pulpo:

Elaboración del Marmitako:

Primero prepararemos nuestra patas de pulpo y reservaremos el agua de cocción para nuestro marmitako.

Para conseguir que nuestro pulpo quede tierno os recomendamos que lo congeléis previamente durante un par de días.

Después pondremos una olla con agua abundante al fuego, una vez que empiece a hervir “asustamos” el pulpo, sumergiéndolo varias veces en el agua.

Cuando vuelva a hervir el agua introducimos de nuevo nuestro pulpo y lo dejamos cocer (unos 25 min por kg), recuerda reservar el agua de la cocción.

Ahora debemos preparar un buen sofrito.

Picamos bien la cebolla y la incorporamos en una sartén bien caliente.

Cuando la cebolla empieza a dorarse incorporamos el tomate rallado.

Retiramos del fuego y añadimos el pimentón dulce y picante. No te olvides de apartarlo del fuego antes de incorporar el pimentón o amargará el plato y un buen pellizco de sal.

A este sofrito le puedes añadir un poco ajo y pimientos, pero siempre picándolos bien.

Receta de Marmitako de pulpo

A continuación pelamos nuestras patatas y las añadimos junto a la cáscara del limón y lo rehogamos durante unos minutos.

Es importante ir chascando la patata antes de incorporarla a la marmita.

Las patatas se chascan para que de esta manera suelten su propio almidón y así espesaremos nuestro guiso de forma natural.

Chascar las patatas es sencillo, simplemente debes partirla al final en lugar de cortarla con el cuchillo totalmente.  Gracias a este corte irregular favorecemos que la patata libere su almidón.

  Incorporamos un poco de vino blanco y dejamos que evapore el alcohol. Posteriormente añadimos nuestro caldo de pescado o el agua de cocción del pulpo.

Marmikato de pulpo.

Subimos el fuego y tapamos nuestra olla hasta que empiece a hervir.

Una vez comience a hervir bajamos el fuego al mínimo, volvemos a cubrir la olla y la dejamos cocer durante unos 20-30 minutos, hasta que las patatas casi se deshagan.

Procura agitar las asas de la cacerola en lugar de usar una cuchara para procurar que las patatas se conserven enteras.

En el último minuto incorporamos nuestro pulpo, como ya está cocinado no es necesario que cueza mucho tiempo. Si lo cocemos mucho conseguiremos que pulpo quede duro.

Y ya tenemos nuestro Marmitako de Pulpo listo para comer.

Marmitako vasco

Marmitako de Pulpo con su toque de pimentón artesanal.

Aquí tenéis otras alternativas a este delicioso Marmitako:

Y por su puesto un vídeo de David Monaguillo elaborando esta receta de Marmitako de Pulpo, para chuparse los dedos.

Leave a Reply