was successfully added to your cart.
Actualidad

Despezonado tradicional del pimiento en Candeleda

En las siguientes fotos y vídeo les mostramos como se realizaba el despezone del pimento de Candeleda tradicionalmente.

Se trata de un proceso mediante el cual se separan la casca y el pezón del pimiento, eliminando este último, puesto que no es otra cosa más que madera que empeora la excelente calidad del pimentón, rebajando su ASTA final a costa de aumentar indebidamente su peso. No en vano, los pezones o pedunculos suponen el 30% del peso final del pimentón molido y su eliminación reduce de manera importante los margenes de beneficio, aunque, lógicamente, aumenta la calidad del mismo.

pimenton-ahumado-sequero-despezonando-2015-1Aunque en la actualidad este proceso se realiza, casi en su integridad, de forma mecánizada, no siempre ha sido así. Desde el siglo XVII hasta hace poco mas de una década siempre se realizó manualmente, siendo este procedimiento una seña de identidad del pimentón candeledano.

Tradicionalmente, cuando el pimiento ya estaba cercano a finalizar su fase de secado se  sacaba al exterior de los sequeros, alrededor de los cuales se reunían las familias para en 2 o 3 días completar el proceso. En ocasiones era frecuente que 2 o más familias intercambiaran mano de obra en una actividad conocida como “a tornadías”, intercambiando su trabajo para ganar así tiempo para poder comenzar cuanto antes con el llenado del siguiente sequero.

pimenton-ahumado-sequero-despezonando-2015-2

La acción conocida como despezonado consiste en separar el pedúnculo del pimiento tratando de quitar la menos carne posible, lo que suponía al hacerlo de uno en uno un trabajo lento y minucioso que ralentizaba sobre manera todo el proceso, que por otra parte en pocos sitios más se podía ver, y sin otro fin, que lo que se obtuviera en la molienda fuera 100% pimiento.

Actualmente Pimentón El Sequero completa esta imprescindible fase de su producción con una maquina conocida como “despezonadora”, la cual realiza este mismo procedimiento de forma mecanizada para poder conseguir la misma calidad de siempre sin incurrir en horas y horas de trabajo que convertírian el precio del producto en absolutamente inviable.