was successfully added to your cart.
Actualidad

Cortando las “cainillas” para regar nuestras pimenteras

En el vídeo que os mostramos hoy, podemos apreciar como se cortan las “cainillas” para facilitar el riego a manta del pimental con las aguas de la Garganta de Chilla.  Se conoce con este nombre el proceso por el cual se van cortando los surcos, uno si y uno no, entre las plantas del pimiento, con el fin de ir completando una especie de zig-zag por el que posteriormente el agua irá encontrando su camino.

Esta tradicional y muy trabajosa labor requiere un buen conocimiento del terreno, pues hay varios aspectos que deberemos de tener en cuenta a la hora de completarla:

– El surco debe de ser reforzado con abundante tierra al final, para evitar que el agua lo rompa. A mayor inclinación del terreno mayor debe de ser el refuerzo.

– La cainilla debe realizarse a la altura y profundidad precisa. Suele cortarse a dos o tres plantas de distancia, dependiendo de la pendiente del terreno, a mayor inclinación mas distancia para tener mas espacio de calado; en cuanto a la profundidad de corte hay que decir que en aquellas zonas en que el agua corre mas veloz hay que hacer una apertura menor en el surco para permitir que este se llene más y pueda dar mas tiempo a calarse la tierra.

Todo este antiquísimo proceso se realiza en las labores del campo desde tiempos inmemoriales, antes de que aparecieran las bombas de agua y los aspersores, y en las que las únicas herramientas que se utilizan es la azada y el esfuerzo de los campesinos, que bajo un sol abrasador hacen jornadas de sol a sol.